Dami Ajayi – Lagos | Publicado el 13 de julio de 2016

Hace unos ocho años, Akin Ajayi, un bloguero del GuardianUK, apuntaba que la literatura africana contemporánea era un mundo virtual. Y aunque tal afirmación no sea cien por cien aplicable en los días que corren, sí que podría pasar como una media verdad. De hecho, los últimos ocho años han visto crecer el número de páginas web independientes dedicadas a la literatura africana que compensan esa geografía desequilibrada de lo que parecía ser un tríptico conformado por publicaciones sólidamente establecidas como Chimurenga y Kwani?, de Sudáfrica y Kenia respectivamente, junto con la — entonces poco conocida — Saraba Magazine, cuya sede se encuentra en la aletargada y antigua ciudad universitaria de Ile-Ife, en Nigeria.

chimurenga portada

En cambio, ahora existen publicaciones como Praxis Magazine y Expound Magazine en Nigeria, Jalada y Kikwetu elevan las obras monumentales de Kwani? en Kenia, Lawino Magazine crece a pasos agigantados en Uganda y Short Story Day Africa, con sede en Sudáfrica, aglutina lo mejor de la literatura novel africana gracias a su concurso anual y sus antologías temáticas.

Ahora bien, dando por sentado que en los festivales literarios es donde se cuece lo mejor de la literatura contemporánea, entre los cuales el Caine Prize, dedicado exclusivamente a los relatos cortos de ficción, se lleva la palma, existen diversas plataformas que vienen pisando fuerte. Recientemente, Saraba Magazine anunció el ganador de su premio inaugural de ficción, “Saraba Manuscript”, otorgado a Peter Eboka. Además, la convocatoria para su antología centrada en la temática de la inmigración de “Short Story Day Africa” todavía sigue en curso y, en la misma línea, el colectivo acaba de celebrar una serie de talleres, organizados en colaboración con el Goethe-Institut, en distintas ciudades africanas como Johannesburgo, Lagos, Nairobi, Windhoek, Yaundé, Adís Abeba y Dar es Salam.

jalada 2

Las ferias de libros también están despuntando en los últimos ocho años. Nigeria, por ejemplo, celebra el “Aké Book Festival” en la ciudad de Abeokuta todos los meses de noviembre, normalmente después del “Lagos Book and Craft Festival”. Por otro lado, “ABF”, que ya lleva fácilmente cuatro ediciones, se ha convertido en la Meca de los festivales literarios en África occidental. Este año, el “Story Moja Festival”, típicamente celebrado en Nairobi, se traslada a Accra, en Ghana. También en Nairobi se celebra el festival “Kwani?” alrededor del mes de diciembre. Y con cuatro ediciones concluidas, el festival literario “Writivism” se está consolidando en Kampala, Uganda. Por otra parte el “Ba re e ne re Literature Festival” de Lesotho también está pegando fuerte, además del Festival Internacional de Hargeysa, que sigue marcando tendencia en Somalia.

Con tan dispares festivales y movimiento por todo el continente, podría parecer que se está perdiendo cierto interés por la literatura sudafricana. En mi opinión, sin embargo, diría que ésta se encuentra precisamente en de uno de sus mejores momentos, con una vibrante escena literaria que mezcla tendencias editoriales tradicionales con un sinfín de premios que ayudan a escarbar en la oscuridad, así como de ferias literarias en las que se fomenta el debate, se conmemoran libros y, por tanto, también a sus autoras y autores. Aún así, habría que añadir, que tal vez de forma equivocada, el resto del continente tiene una visión utópica de Sudáfrica en cuanto a la industria editorial se refiere.

storymoja festival

En otro orden de cosas, aunque en África la escena literaria convencional esté dominada por autores africanos en la diáspora, tales como Chimamanda Ngozi Adichie, Teju Cole o Taiye Selasi, los cuales, a menudo vuelven al continente tras el aplauso internacional, también existen varias obras publicadas localmente que están causando furor. Un caso actual es la primera colección de poemas de Peter Kagayi, titulada The Headline That Morning y publicada en Uganda bajo la editorial de reciente creación Sooo Many Stories.

Resulta interesante que el compromiso crítico con la creación literaria producida en el continente se ha incrementado modestamente con la llegada de Wawa Book Review, un nuevo portal virtual dedicado a la crítica de títulos publicados, precisamente, desde el continente. Y aunque todavía no haya llegado el uhuru para la literatura africana, podemos ahorrarnos el derroche de lágrimas ante las carencias del “African Writer Series” y del mundo editorial en general, pues lo mejor de la literatura africana sigue en pie, acechando en la oscuridad de internet con la esperanza de ver su momento de gloria.

Traducción: Gerard Casas

Fotos vía: storymojaafrica.wordpress.com | www.strangehorizons.com | farm4.staticflickr.com | chimurenga.co.za

+Dami Ajayi – Médico de formación, Dami Ajayi es un poeta, escritor y crítico literario y musical afincado en Lagos, Nigeria. Trabaja como coeditor de la Revista literaria y musical Saraba. Ha publicado en diversas antologías de cuentos de ficción (Gambit publicado por Shaun Randol y Emmanuel Iduma & Songhai 12  publicado por Molara Wood y Lindsay Barrett). Sus poemas han sido publicados en diversas plataformas, tanto online como impresas, incluyendo Badilisha Poetry Xchange, Prosopisia, y World Poetry Book 2014. También ha publicado un libro electrónico llamado Daybreak   y otros poemas (2013).  Su primer volumen de poemas, Clinical Blues  fue finalista en el Melita Hume Poetry Prize 2012 y fue publicado en 2014 (WriteHouse, Ibadan). Además ha escrito numerosas críticas musicales y fílmicas en diferentes webs incluyendo olisa.tv, africanwriting , Newblackmagazine entre muchas otras.  Sus ensayos en música contemporánea han sido incluidos en Onyeka Nwelue’s Hip-Hop Is Only for Children.

Síguenos en facebooktwitterinstagram y mixcloud | Suscríbete a nuestra newsletter 

 

No hay comentarios Radio Africa

LogIn

  • (no será publicado)