Clara Núñez – Barcelona | Es un hecho conocido la importante relación que existe entre la poesía y la mayoría de los países africanos. La tradición oral que viene desde tiempos inmemoriales con las conocidas epopeyas o la figura del griot, en muchos países del continente sigue está estando presente de manera muy profunda a la hora de expresarse, pero además ya hace mucho, mucho tiempo que las letras africanas gozan de una salud excelente, y si no que se lo pregunten a la aclamada escritora nigeriana Chimamanda Ngozi. Pero esa es otra historia. Hoy queremos simplemente poner al alcance de todos a algunos poetas clásicos y consolidados, así como otros que están en plena actividad y efervescencia.

diop birago

Para empezar, un poeta archiconocido y un poema que es casi un himno: El soplo de los ancestros, del senegalés Birago Diop (Ouacam 1906- Dakar 1990) que fue uno de los promotores del movimiento de la negritud junto a Leopolde Sedar Senghor. Este poema es un canto a la naturaleza y al hilo que conecta la vida y la muerte; el poeta nos habla de como el pasado está vigente en las cosas vivas y de como su peso en el presente da lugar a un círculo constante. Nos invita a “escuchar más a las cosas que a los seres”, es decir a mirar a nuestro alrededor y tomar conciencia a través de la observación de los hechos naturales y no tanto de las palabras:

Escucha más a menudo
a las cosas que a los seres,
La voz del fuego se escucha,
escucha la voz del agua,
Escucha en el viento
al zarzal sollozando:
Es el soplo de los ancestros.

El reitera cada día el pacto,
el gran pacto que une,
que une a la ley nuestra suerte;
A los actos de los soplos más fuertes
la suerte de nuestros muertos que no están muertos;
El pesado pacto que nos une a la vida,
la pesada ley que nos une a los actos
de los soplos que se mueren

.
41xtu7j0lcL._SX352_BO1,204,203,200_

 

 

 

 

Otros de los grandes tópicos de la poesía africana es, y es lógico que lo sea por la historia que ha acompañado al continente, la mal demonizada inmigración. Pero siempre que se habla de inmigración la perspectiva es de la persona que se ha ido y normalmente sufre o extraña su país. En este caso, el poeta de Congo-Brazaville, Jean-Baptiste Tati Loutard, escribe en su poema “Carta a una muchacha de Nueva York” desde la perspectiva del que ha vuelto con los sentimientos encontrados del que añora y a la vez se siente feliz.

Te escribo de muy lejos, desde las costas del Congo

ante la Isla de Mbamú;

Es una mota verde refugiada en medio de las aguas

con el fin de evitar su retorno a la Tierra.

La calle no está lejos: transita como el río

allá, tras esa hierba

que parece más alta por culpa del risrás de las cigarras.

Van y vienen los coches y sus ruedas no aplastan los recuerdos.

¡Que pena me das, tú, tan lejos, recluida en el desierto de  cemento y de acero,

con los más bellos sueños de los hombres metidos en mochilas de ladrones!

.

467_bgr_Toyin_Adewale_220x500

 

 

 

 

Para llevar la contraria un poco, ahora vamos a romper con los mitos de que el poeta africano siempre habla de “sombras”, “ancestros” o de su “patria”.  Toyin Adewale Grabriel (1969), es una poeta nigeriana muy destacada en su país, y con el poema Safari se ríe entre seria e irónica de los prejuicios que cargan sobre África y lo que debería ser “literatura africana”.

Cuando leí mis poemas,
goteantes de fuego y alcantarillas,
me preguntaron: “¿No escribe usted
acerca de árboles y constelaciones?”.
Y yo dije, en esta tierra amamos con dolor
hasta las melenas parecen látigos.
No puedo fingir que la sangre en
mi boca es salsa de tomate.

.

tumblr_static_4bzp8fmxz268occ00wc4w8g04

 

 

 

 

 

Por último hablaremos del proyecto Badilisha Poetry X-change, un colectivo panafricano creado para archivar de modo escrito y auditivo a los poetas africanos que quieran darse a conocer y ser escuchados dentro y fuera de África. Afincado en Ciudad del Cabo,el proyecto ha recogido a más de 350 poetas de 24 países y muestra la actualidad de la poesía en África hoy, ya. Aunque no es todavía especialmente conocida hemos escogido como muestra a la poeta de Zimbabwe, Fadzai Nova Dube, por su poema The Edge of morality and grace, una mezcla genial de feminismo y lucidez.

My lips and mouth cracked
as if my devils had murdered all the sweet
slurred thoughts took away all my sweet
I would not gift any sweet tonight
NO! I replied you hate what you are seeing
My character is not limited to the sweetest of my face
there is an artist here
there is a free spirit here
who constructs and deconstructs her life and you hate that

Síguenos en facebooktwitter, instagram y mixcloud
Suscríbete a nuestra newsletter

Comentarios

No hay comentarios Radio Africa

LogIn

  • (no será publicado)